La preocupación por mejorar los hábitos de alimentación, aprender a leer bien las etiquetas y distinguir los alimentos saludables de los que no lo son, entre otros temas, sigue creciendo en una sociedad cada vez está más concienciada en el autocuidado responsable.