Dentro de su composición, se incluyen principios activos tan interesantes como los que destacan los bioflavonoides que tienen propiedades antibióticas. En cuanto al resto de sus propiedades, destacan sus efectos antioxidantes, antibacterianos, antiinflamatorios, antialérgicos, remineralizantes y anticancerígenos.

  • Cura las heridas y quemaduras y previene infecciones.
  • La aplicación de propóleo en las heridas mejora su curación.
  • Remedio contra los resfriados.
  • Corta los síntomas de los resfriados leves.
  • Remedio natural para problemas bucales.
  • Se utiliza en los tratamientos contra problemas bucales como la periodontitis, la caries dental o la gingivitis.
  • Antiparasitario.
  • Algunos estudios confirman el éxito de este remedio natural para eliminar el parásito de la giardiasis.
  • Remedio contra la gripe.
  • Combate las enfermedades respiratorias como la gripe, bronquitis, faringitis, anginas, sinusitis, asma y tuberculosis.
  • Elimina verrugas.
  • Ayuda a eliminar las verrugas de forma natural.
  • Combate los herpes.
  • Es efectivo contra el herpes genital o labial.
  • Alivia la cistitis.
  • Trata infecciones de orina o cisititis, candidiasis vaginal o picores.
  • Remedio contra las enfermedades digestivas.
  • En caso de enfermedades digestivas (gastritis, úlceras o diarreas) es un remedio natural muy eficaz.