Al metabolismo normal del Hierro, al metabolismo energético normal, al metabolismo normal de la homocisteina, las proteínas y el glucógeno, al mantenimiento de los huesos, dientes, piel, mucosas, y visión en condiciones normales, Al mantenimiento y formación de los glóbulos rojos y hemoglobina en condiciones normales, al mantenimiento del tejido conectivo en condiciones normales, al mantenimiento de la tensión arterial normal, al funcionamiento normal del Sistema Inmunitario y nervioso, al funcionamiento normal de los músculos, al funcionamiento normal del Corazón, al funcionamiento normal de las membranas celulares, a la función psicológica y cognitiva normal, a la formación normal de glóbulos rojos, de la hemoglobina y las células sanguíneas, a la formación normal de colágeno para el funcionamiento normal de los vasos sanguíneos, de los huesos, de los cartílagos, encías, piel y dientes, a la síntesis normal de la cisteína y de los aminoácidos, a la síntesis y al metabolismo normal de las hormonas esteroídeas, la vitamina D y algunos neurotransmisores, a la síntesis proteíca normal.
Ayudan a disminuir el cansancio y la fatiga, ayudan a regular la actividad hormonal, a la protección de las células frente al daño oxidativo, al proceso de división y diferenciación celular, y al mantenimiento de las membranas celulares, al rendimiento intelectual normal, al crecimiento de los tejidos maternos durante el embarazo. Ayuda a regenerar la forma reducida de la Vitamina E, La vitamina C mejora la absorción del Hierro, a la pigmentación normal de la piel y el cabello, al transporte normal de hierro y oxigeno en el cuerpo, al equilibrio electroítico, a conservar y aumentar la masa muscular.