La levadura de cerveza es una fuente maravillosa de beneficios para la salud, hay que saber diferenciar la levadura de cerveza apta para consumo humano y la levadura de cerveza virgen, la levadura de cerveza de la que estamos hablando no contiene alcohol, lactosa o gluten, tampoco conservantes. Es la fuente más completa de vitaminas B, regula el colesterol, excelente suplemento alimenticio, aconsejable para hipertensos y diabéticos, regenera, cicatriza y cuida la piel, combate el estreñimiento, activa el sistema inmunitario, regula las funciones de la glándula tiroidea, regenera la flora intestinal.