• Ayuda con el tratamiento y la protección de enfermedades del hígado y de la vesícula biliar, tales como la hepatitis, la cirriosis, el hígado graso o la insuficiencia hepática.
  • Protege nuestro organismo de las picaduras de serpientes e insectos.
  • Reduce los niveles altos de colesterol.
  • Ayuda a aliviar las molestias y los problemas menstruales, ya que favorece la circulación abdominal y genital.
  • Reduce el exceso de hierro en el organismo.
  • Tiene poder antioxidante, combatiendo los daños producidos por los radicales libres.
  • Disminuye el riesgo de padecer diabetes.
  • Mejora la dispepsia y acidez estomacal.
  • Potencia la medicación que se usa contra algunos tipos de cáncer.