Los pétalos de la amapola poseen una ligera cantidad de alcaloides los cuales provocan un efecto sedante y espamolítico.

Su uso más común es como tratamiento en casos de ansiedad o si se tienen problemas para conciliar el sueño.La planta también se emplea para preparar diversas bebidas, y las semillas se emplean como condimento en diversos tipos de cocina. Como los pétalos tienen un efecto sedante, se excluye en la cocina.

Es importante señalar que a pesar de no tener un alto grado de toxicidad su uso no se recomienda en niños o mujeres embarazadas salvo que haya supervisión de un médico especialista.