Cargando...
Inicio/Dietética/Extractos
  • Equinacea

    8,00 
    Planta empleada tradicionalmente para el mantenimiento de las defensas y para el bienestar respiratorio. La equinácea, y por el que es más conocida, es para reducir los síntomas del resfriado común. Esto se debe a las dos principales propiedades de esta planta, esto es, su capacidad para reforzar y potenciar el sistema inmunitario. Está demostrado que la equinácea contribuye a disminuir la fiebre, la mucosidad y la tos asociadas no sólo al resfriado sino también a otras enfermedades del sistema respiratorio, facilitando y acelerando con ello el proceso de recuperación. Pero no sólo se emplea para las enfermedades del aparato respiratorio (sinusitis, bronquitis, faringitis...), sino que también tiene otra serie de aplicaciones (en su mayoría relacionadas con los procesos infecciosos, ya que actúa como bloqueador de la acción de virus y bacterias), como son: Infecciones vaginales, genitales o sífilis. De hecho, esta última enfermedad fue una de las primeras aplicaciones médicas de la equinácea. Dolores de garganta e inflamación de amígdalas, malaria, difteria, enfermedades del aparato circulatorio, como el reumatismo o la septicemia, infecciones de oído, migrañas, infecciones de encías (gingivitis, periodontitis...), oirzuelos, indigestión e infecciones del tracto urinario.
  • Aliado para adelgazar. Gracias a su poder diurético, esta planta elimina toxinas y el exceso de líquidos.
    • Combate la retención de líquidos.
    • Ayuda a tratar infecciones de orina.
    • Fortalece las uñas.
    • Calma las erupciones en la piel.
    • Trata hemorroides y hongos.
  • Gingo

    8,00 
    El extracto de las hojas del árbol Ginkgo biloba se considera un eficaz remedio natural para combatir trastornos circulatorios asociados al envejecimiento. Ginkgo biloba contienen flavonas (quercetol, kenferol, etcétera), lactonas terpénicas (ginkgólidos) y fitosteroles. Poseen efectos venotónicos más que notables, actúan como neuroprotectoras, vasodiladoras a nivel periférico, antiagregante plaquetario, antihemorroidal, diurético y antioxidante. El ginkgo se han tomado para combatir las flemas en ataques asmáticos y bronquitis, como antialérgico, para tratar la incontinencia urinaria, la enuresis infantil, la inflamación de vejiga, la candidiasis vaginal, y como tónico renal –yang– y revulsivo sexual. Y las hojas se han destinado a aliviar trastornos de circulación, inflamaciones reumáticas y problemas de la piel. El Ginkgo se revela como uno de los remedios de fitoterapia y homeopatía de mayor uso para tratar trastornos asociados a los déficits de circulación sanguínea a nivel cerebral, pero no en todos los casos existe unanimidad científica sobre sus beneficios.
  • Alcachofera

    5,40 
    La alcachofa es mucho más que un alimento sabroso y depurativo, se revela además como un recurso natural ideal para prevenir y tratar diferentes afecciones metabólicas, como el colesterol alto o la hipertensión. Diferentes son las propiedades que se le atribuyen a la alcachofa, vinculadas en su mayoría al funcionamiento del hígado y la vesícula, a favorecer la digestión y a la eliminación de toxinas por la orina. Por ello, la inclusión de esta verdura en la dieta o su toma como planta medicinal aporta grandes beneficios para la salud a diferentes niveles. Toma nota de sus principales virtudes y de a quien conviene más consumirla: - En extracto líquido, a tomar entre 30 y 50 gotas diarias, en tres tomas, mejor mezcladas con zumo de manzana o de naranja. - La falta de apetito, estados anoréxicos, situaciones de debilidad y convalecencia. - Alteraciones hepáticas, ictericia, daño hepático por sobreconsumo de medicamentos o por efectos secundarios provocados por éstos. - Tratamiento y prevención de los cálculos biliares. - Alergias alimentarias, por su capacidad de regeneración hepática. - Inflamación hepática o hepatitis, como apoyo a la medicación convencional. - Tratamiento para el control del colesterol de forma natural. Los extractos de alcachofera ayudan a reducir los niveles del colesterol LDL en sangre en tratamientos de largo alcance. - Ayuda a reducir los niveles de triglicéridos. - Actúa como un diurético potente (buena parte de su peso corresponde a agua), útil para combatir edemas y retención de líquidos. - Es un agente diurético, que sirve de apoyo para mantener a raya los niveles de tensión arterial en personas hipertensas. - Previene la aparición de accidentes coronarios y de enfermedad vascular, al reducir el riesgo de desarrollar la arteriosclerosis. - Ejerce un claro efecto depurativo sobre el riñón, previene la formación de cálculos. - Favorece la reducción de urea y ácido úrico en sangre. Puede ser un aliado a tener en cuenta por pacientes afectados de gota. - Por su contenido en fibra, favorece también el tránsito intestinal y previene el estreñimiento. - Por la presencia de la inulina, un hidrato de carbono que se metaboliza transformándose en fructosa, puede ser interesante incluir alcachofa en la dieta de los diabeticos.
  • Propolis

    10,00 
    Dentro de su composición, se incluyen principios activos tan interesantes como los que destacan los bioflavonoides que tienen propiedades antibióticas. En cuanto al resto de sus propiedades, destacan sus efectos antioxidantes, antibacterianos, antiinflamatorios, antialérgicos, remineralizantes y anticancerígenos.
    • Cura las heridas y quemaduras y previene infecciones.
    • La aplicación de propóleo en las heridas mejora su curación.
    • Remedio contra los resfriados.
    • Corta los síntomas de los resfriados leves.
    • Remedio natural para problemas bucales.
    • Se utiliza en los tratamientos contra problemas bucales como la periodontitis, la caries dental o la gingivitis.
    • Antiparasitario.
    • Algunos estudios confirman el éxito de este remedio natural para eliminar el parásito de la giardiasis.
    • Remedio contra la gripe.
    • Combate las enfermedades respiratorias como la gripe, bronquitis, faringitis, anginas, sinusitis, asma y tuberculosis.
    • Elimina verrugas.
    • Ayuda a eliminar las verrugas de forma natural.
    • Combate los herpes.
    • Es efectivo contra el herpes genital o labial.
    • Alivia la cistitis.
    • Trata infecciones de orina o cisititis, candidiasis vaginal o picores.
    • Remedio contra las enfermedades digestivas.
    • En caso de enfermedades digestivas (gastritis, úlceras o diarreas) es un remedio natural muy eficaz.
  • Cardo María

    7,75 
    El principal recurso herbario para el cuidado del hígado lo proporciona un cardo muy común, el cardo mariano. Además, se revela como un gran aliado contra las alergias, los trastornos digestivos y la astenia. A la capacidad hepatoprotectora del cardo mariano cabe añadir otras propiedades y beneficios, como su efecto antiinflamatorio, antialergénico, antioxidante, astringente (bloquea las secreciones, venotónico) favorece la circulación sanguínea–, hemostático (cohíbe y reduce las hemorragias), diurético, hipoglucemiante (provoca la disminución de la cantidad de glucosa en sangre) y colagogo (provoca la salida de bilis por la vesícula biliar). Por contener principios amargos, se muestra como estimulante del apetito y digestivo. Tratamiento de la hepatitis crónica y la hepatitis aguda. Tratamiento del hígado graso o esteatosis hepática, por acumulación de triglicéridos y ácidos grasos en el hígado. Tratamiento para daños hepáticos por consumo excesivo de alcohol, en cirrosis incipientes o moderadas. Puede normalizar los niveles de bilirrubina de los pacientes y restaurar los tejidos dañados. Intoxicaciones alimentarias por consumo de alimentos en mal estado o por empacho, con daño hepático puntual. Envenenamiento por consumo accidental de setas y plantas venenosas. Se ha ensayado en el tratamiento de desintoxicación por envenenamiento con la tristemente célebre Amanita phalloides, pero no existen pruebas definitorias de su eficacia. Intoxicación por absorción involuntaria de metales pesados, como plomo y aluminio, o el mercurio de los emplastes dentales. Es eficaz para aliviar las alergias estacionales, como la provocada por el polen de las plantas, con rinitis aguda y presencia de erupciones y urticarias. Generalmente se asocia a otro antihistamínico como apoyo del tratamiento general. Falta de apetito, debilidad, astenia, hipotensión. Se toma como tónico digestivo, para combatir la pesadez abdominal y como alivio en dispepsias, digestiones pesadas o lentas. Favorece la eliminación de cálculos biliares y ayuda a prevenir su formación. Prevención de infecciones respiratorias, en resfriados y episodios gripales. Se le atribuye un ligero efecto hipoglucemiante, como apoyo natural para disminuir los niveles de azúcar en sangre. Ayuda a aumentar la diuresis y favorece la desinflamación de las vías urinarias en cistitis y prostatitis. Alivio de trastornos menopáusicos, como sofocos, sudores nocturnos y migraña, asociado de nuevo con plantas de efectos afines como el sauzgatillo, la milenrama, el sauce blanco o el viburno. Por su poder astringente, se recomienda por vía tópica para frenar hemorragias diversas, incluida la hemorragia nasal, quemaduras y úlceras de la piel. Desórdenes menstruales, menstruaciones abundantes o metrorragias. Tiene un efecto notable como estimulante venoso y se indica para casos de adormecimiento de dedos, pies y manos, para tratar las venas varicosas y las hemorroides.